Quería estudiar psicología pero algo dentro de sí misma le dijo que el maquillaje era lo suyo ¡y no se equivocaba! ¿Será que el trabajo de embellecer el rostro tiene algo también de psicólogo? Hoy contamos con la voz de Patricia Sánchez, una de nuestras profesionales del maquillaje a domicilio más completas: podrá viajar de tu boda a cualquier revista de moda en un abrir y cerrar de ojos. ¡Aprovecha, porque hoy nos revela algunos de sus secretos para un maquillaje diez!

GOING BEAUTY: ¿Cómo empezó tu pasión por el maquillaje, Patricia? 

Patricia Sánchez: Al acabar bachillerato mi primera opción era estudiar psicologia, pero hacía varios años que me había empezado a interesar mucho el mundo de la moda y el maquillaje. Leía muchas revistas y la llegada de Youtube con chicas, sobretodo inglesas, que enseñaban como combinaban la ropa o como se peinaban me hizo pensar que el mundo de la imagen y la moda podría ser el mio. 

Hice los dos años del Grado superior en Asesoría de imagen personal y allí me di cuenta de que la clase que mas disfrutaba era la de maquillaje, así que cuando acabé lo tuve clarísimo, me matriculé en un curso de maquillaje profesional, hice un máster en maquillaje de moda y peluquería de plató y aprendí a maquillar con aerógrafo. Y lo más importante: practicaba muchísimo con mis amigas, con modelos que estaban empezando, organizaba sesiones de fotos con fotógrafos que aun estaban estudiando… y poquito a poco fueron llegando los clientes.

«La higiene es lo primero, después adaptarse a los imprevistos»

¿Cuál es tu especialidad? Vemos que trabajas en bodas pero también en editoriales para revistas 

En lo que más trabajo actualmente es en el sector de la moda. Maquillo y peino para sesiones de fotos para revistas, para tiendas online ( las fotos que ves en una tienda online de ropa, joyas, complementos…) y en anuncios de publicidad; me gusta mucho porque con los años ya tengo un grupo de clientes y compañeros con los que es como trabajar en familia. Y por supuesto, cuando llega el buen tiempo mis fines de semana están dedicados a las novias.

Maquillaje realizado a Laura Escanes para una campaña para Ivette Bridal

¿Qué es lo más importante para ti al realizar un trabajo?

Lo más importante es, primero, la higiene, asegurarnos de que todos los maquillajes y pinceles están bien limpios y desinfectados, por ejemplo utilizar cepillito desechable cuando aplicas la máscara de pestañas. Si una maquilladora te va a aplicar el rimmel directamente con el cepillito del bote, mi consejo es que huyas, pues ese rimmel tiene los gérmenes de todas sus clientas anteriores.

Y segundo en importancia, saber adaptarte a los cambios e imprevistos. En un trabajo, ya sea una boda o no, pueden pasar mil cosas, que se vaya la electricidad, que te contraten para un maquillaje efecto cara lavara y al llegar que hayan cambiado de opinión y quieran un maquillaje colorido, tener que peinar en una playa o parque lo que implica que no puedes usar secador, plancha o tenacillas, que te hayas olvidado un producto concreto que querías usar… ¡Cuanta más facilidad para adaptarte a las circunstancias más contentos estarán los clientes!

¿Qué pasos sigues para entender qué quieren tus clientes y poder llegar a realizar un trabajo con el que se sientan contentos?

Para mi son súper importantes las referencias visuales. Siempre pido que me enseñen fotografías de maquillajes o peinados que les inspiren o les guste el estilo, porque yo no me puede meter en sus mentes y adivinar qué les gusta o qué entienden que es adecuado para la ocasión en concreto. 

Si es un cliente del sector moda siempre miro su web e Instagram para ver su estilo y el público al que se dirigen, y sobretodo adapto el maquillaje a la modelo o clienta.

¿Qué crees que valora una novia a la hora de maquillarse para su gran día?

Los pasos a seguir son similares a un cliente de moda. Necesito que nos enseñemos fotos, qué estilos le gustan, qué no llevarían nunca, cómo se maquilla ella normalmente, cómo será la boda, el vestido, el tipo de piel… todo. Y una vez tenemos la idea clara lo ponemos en práctica el día de la prueba haciendo variaciones del maquillaje y peinado hasta que encontramos el definitivo, así el día de la boda estamos las dos 100% seguras de que el look va a ser el acordado.

Las novias creo que valoran mucho que las aconsejemos desde la experiencia, yo por ejemplo nunca recomiendo los labiales permanentes porque resecan muchisimo el labio y el color se va desvaneciendo y cayendo a trocitos, y al retocarte se reseca aun más por tener ya una primera capa de labial. Prefiero usar un pintalabios cremoso normal y decirles que se retoquen cuando lo necesiten, y si en alguna fotografía aparece sin labial no es tanto drama como si apareces en todas las fotos con un labio a medio pintar, seco y agrietado.

Maquillaje Editorial Nupcial por Patricia Sánchez

Cuéntanos alguna anécdota nupcial, siempre hay prisas y sorpresas, ¿no?

Anécdotas miles, desde que se vaya la luz, que lleguen a la masia invitados de otra boda por equivocación, que se quede la alarma en la camisa del novio y tengan que ir corriendo a una tienda a quitarla…. 

Por ejemplo, el año pasado trabajé como parte del equipo de un compañero peluquero en una boda de una pareja india. Maquillábamos y peinábamos a la novia y 6 invitadas más, y la ceremonia empezaba a las 9 de la mañana.  Además, cada invitada necesitaba unos 30 minutos para vestirse con el sari tradicional indio. Así que tuvimos que empezar a maquillar y peinar ¡¡a las 4 de la mañana!! Fue una mañana intensa, alguna invitada se durmió mientras la peinábamos, pero es una experiencia que guardo con mucho cariño.

¡Queremos ver un trabajo del que estés especialmente orgullosa!

En las fotos podéis ver a Rosana. Ella fue oficialmente mi primera novia. Para el maquillaje quería un look natural pero con los ojos un poco marcados con sombras topo y eyeliner difuminado en negro. 

Rosana, la primera novia de Patricia Sánchez

El día de la boda el maquillaje lo teníamos clarísimo las dos, pero con el recogido que decidimos el día de la prueba ella ya no estaba cómoda. Recuerdo que me dijo: “lo prefiero suelto, bonito y que no me moleste mucho en la cara” así que le propuse este semirecogido lateral con tenza de raiz y ondas y le encantó la idea. Fue un reto para las dos hacer un cambio tan improvisado y drástico pero al final ella quedó encantada y guapísima.

«Con plataformas como GOING BEAUTY no dependemos de un algoritmo»

¿Qué papel juegan las redes sociales y plataformas como GOING BEAUTY a la hora de encontrar novias que quieren maquillarse?

Las redes sociales son básicas y una parte más del negocio como maquilladora. El poder enseñar mi trabajo y estar conectada con clientas y compañeras de profesión es un lujo, aunque si que es cierto que dependemos de que algoritmos que nadie entiende quieran mostrar nuestras fotografías a un publico nuevo. 

Aquí es donde plataformas como GOING BEAUTY nos ayudan a nosotras a tener un lugar donde podemos mostrar nuestro trabajo, opiniones de clientas e incluso tarifas, y donde las usuarias tienen facilísimo encontrar profesionales cerca de ellas cuando lo necesiten, sin más algoritmo que poner qué servicio necesitan y en qué ciudad. 

¡Deja un consejo para las novias que busquen maquillador!

Un consejo es que comparen, pero que comparen a todos los niveles no solo económicamente. Que comparen en la calidad del servicio que ofrece cada maquillador, en la confianza que les transmite, en los años experiencia… en todo. Y que nos pregunten sus dudas. Estamos para ayudarlas y asesorarlas, porque quizás yo no tenga disponibilidad para el día de tu boda pero puedo recomendarte a otra compañera que sí está libre.

Hemos visto en tu Instagram que hiciste una editorial con el cocinero Jordi Cruz y la modelo Judit López Soler. Explícanos cómo fue la experiencia y qué repercusión ha tenido para ti este trabajo. 

Maquillaje Editorial Nupcial para la revista ‘Casar-se a Catalunya’

Sí, tuve la ocasión de trabajar con ellos, y fue una sorpresa porque la editorial acabó siendo portada de la revista Casar-se a Catalunya (Casarse en Cataluña). 

Se puso en contacto conmigo Claudia (Wedding Planner) porque estaba organizando una sesión de fotos con temática nupcial y necesitaban maquilladora. Con Judit ya había trabajado antes así que dije que sí sin pensármelo, y que Jordi fuera “el novio” fue un plus muy guay además de un placer trabajar con él, y para el equipo era muy gracioso verlos fingir que eran una pareja súper enamorada casándose cuando en la realidad hacía menos de 2 horas que se habían conocido.

Le estoy muy agradecida a Claudia por confiar en mi porque profesionalmente me ha ayudado a nivel de visibilidad al ser Jordi una persona conocida por muchísima gente. El hecho que una persona pública confíe en mi da la seguridad a mis clientas de que voy a hacer un buen trabajo con ellas también.

¡Deja un tip final para todas las usuarias de GOING BEAUTY!

Mi consejo final es uno que aprendí de la gran María Catalá: y es difuminar-  difuminar- difuminar, tanto la base en la zona de mandíbula o raiz del cabello, el contorno y colorete que no quede como en líneas o con círculos extraños en la cara, o las sombras de los ojos. Cuanto más difuminado e integrado esté cada producto mas bonito será el resultado final del maquillaje.

Soporte para usuarios de GOING BEAUTY
//
Ana y Maria
Soporte y ventas
¿Te ayudamos?